Deseo compartir contigo, amigo lector, pensamientos, artículos, cuentos... que esbocen una sonrisa, puesto que la ironía será una de nuestras mejores aliadas, sin olvidar la reflexión necesaria para abordar temas de interés.
Navegarem junts per camins on la sincronia i la complicitat juguin al nostre favor.
Acompanya'm

dissabte, 26 de gener de 2013

Junts


Des del llit veig com s’il·lumina el dia. Comencen els sorolls de la ciutat que inunden d’una melodia inconfusible l’albada. Les finestres deixen passar els colors, aquells que cada matí em fan emmudir.  Sóc com un vidre fonedís, sóc pura tenebra fins que els raigs coloren el teu cos, llavors sé que tu continues al meu costat i, en aquell moment, sé que junts som com una sola ànima!



Imatge: personal

diumenge, 20 de gener de 2013

Fractura


Como huellas en el bosque, imperceptibles
Como un mosaico invernal, frío
Como desechos sin sentido, anulados
Como testimonios del delirio, enloquecidos.

Imperceptibles tus sentimientos
Frías tus caricias
Anulada nuestra relación
Enloquecido por tu desaparición.

Como una letanía, mi vida
Como el crepúsculo, tu fin
Con melancolía, mi día a día
Probaré con la locura como comodín.




Imagen: fondo personal


diumenge, 13 de gener de 2013

Amants


El perfum del seu cos niava en tota la cambra. Els seus braços enllaçats amb els meus. La seva respiració, rítmica, eriçava els meus pits. Sentir-lo tan proper em deixava surant en un mar de sensacions. No podia evitar desitjar que em tornés a posseir i tornar a sentir entre les cames aquell sexe que creixia amb el moviment compassat dels meus malucs. Era un delit compartit, la passió de dos amants en el llit.


Quadre: Amants de Toulouse Lautrec

dissabte, 5 de gener de 2013

Noche de Reyes


¡Qué nervios! Había llegado por fin la noche mágica. La más esperada del año. Con la sonrisa en los labios, recuerdo como nuestros padres nos aconsejaban ir a dormir pronto, porque Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente no pasarían por casa hasta ver que todo el mundo descansaba. ¡Qué hormigueo en el estómago! Los Reyes estaban a punto de llegar y nos traerían los juguetes solicitados en la carta, aquélla que con tanto esmero habíamos escrito unos días antes, y que con la inocencia reflejada en el rostro habíamos ido a entregar al Embajador. ¡Cuánta inquietud! Los zapatos en el umbral de la ventana y en la cocina algo de comida para Sus Majestades y agua para los camellos. Todo estaba preparado y después de haber visto la cabalgata sólo quedaba esperar que la noche pasara con placidez. Y por la mañana llegaba el escándalo, la excitación alcanzaba cotas sorprendentes. Allí estaban nuestros regalos, unas muñecas preciosas de época, con paraguas incluidos, y un Exín Castillos (lo construí, con sus torres y almenas y quedó montado para siempre; no dejaba a nadie desmontarlo ¡era tan bonito!), además de los útiles necesarios para la escuela (estuches con colores, gomas, lápices y bolígrafos…). La magia había hecho efecto y todos salíamos a enseñar nuestros regalos al resto de amigos. ¡Cuánto entusiasmo! ¡Cuántas caras felices! ¡Qué maravillosos recuerdos!
Años después viví las mismas experiencias siendo madre. Los rostros infantiles de mis hijos anhelando ver las sorpresas que les traerían los Reyes Magos. El nerviosismo reflejado en sus caritas. El hechizo volvía a mi hogar.
No puedo evitar, al escribir estas palabras y recordar aquellos momentos, que rueden por mis mejillas lágrimas de felicidad.
¡Feliz noche de Reyes! Deseo que la magia os acompañe siempre.


Fotografía: personal

dimecres, 2 de gener de 2013

2013


Como el barco que desaparece en la niebla del pasado, ha cerrado su ciclo el 2012. Llevamos dos días en el nuevo año y nos hemos convertido ya en navegantes insolentes que huyen hacia un futuro incierto. Los días antiguos se han quedado anclados en la historia y ahora necesitamos surcar otras rutas que nos abran nuevos horizontes, aquéllos que nos permitan forjar leyendas, transformar los sueños en realidad, atravesar los pórticos del renacimiento y saborear las transformaciones.
¡Bienvenidos al 2013!



Imagen: personal